¿Sabes colocar correctamente un vinilo en el cristal?

Los vinilos son elementos decorativos que están gozando, últimamente, de una gran popularidad, a pesar de que hace cien años que existen. Son una gran opción para decorar los espacios con ilustraciones y dibujos que alegran el día a día a sus inquilinos. Cada vez más se utilizan sobre una cantidad más grande de superficies. El cristal es una opción muy frecuente hoy en día. En este artículo que te hemos preparado aprenderás a colocar vinilo para cristales.

Pero antes de leer la guía para colocar vinilo en un cristal, quizás te interese saber los tipos de vinilos que hay para cristales.

Tipos de vinilos para cristales

Estos son los principales vinilos para colocar en los cristales:

Vinilo transparente 100 micras. Es un vinilo monomérico ultra transparente que dura hasta 3 años en el caso que no esté sujeto a abrasión. Es un vinilo para cristal muy popular.

Vinilo electrostático. Se trata de un vinilo sin adhesivo que permite su recolocación o desplazamiento en superficies con carga estática, fundamentalmente cristales.

Vinilo adhesivo transparente polimérico. Su durabilidad puede alcanzar los 5 años en el caso que no esté sujeto a abrasión.

Vinilo microventosa transparente. Es un vinilo sin adhesivo que se engancha a toda clase de superficies planas a través de la tecnología Drytac. Es fácil de colocar.

Vinilo microperforado Windows. Se trata de un vinilo con pequeñas perforaciones que está pensado para la decoración de escaparates.

Vinilo al ácido. Es un vinilo translucido que se distingue por su duración elevada. Hasta 7 años sin impresión.

Vinilo translúcido. Se usa en rótulos luminosos o cajones de luz y se aplica de manera directa sobre metacrilato transparente o similar. Además, este material ayuda a dispersar la luz logrando unos colores muy nítidos y brillantes.

Estos son los principales vinilos para cristales que existen. Ahora te mostramos, a continuación, una completa guía con todos los pasos que tienes que dar para lograr poner el vinilo en el cristal que desees.

Cómo colocar vinilo para cristales correctamente

Estos son los diferentes pasos para conseguir colocar tu vinilo para cristales de la forma que quieras:

1.- Limpia la zona: Lo primero que debes hacer es limpiar la zona donde desees colocar el vinilo. Hazlo con alcohol de farmacia y un trapo limpio. Asegúrate que la superficie esté completamente limpia.

2.- Mide y marca la zona: Con una cinta métrica mide la zona donde quieras poner el vinilo y una vez que ya tengas claro donde lo pondrás, deberás poner cinta de carrocero para indicar el lugar exacto donde irá el vinilo.

3.- Pulveriza la zona con agua y jabón: Para asegurarte que la superficie de vidrio esté completamente limpia tendrás que pulverizar la misma con agua y jabón. Este paso es clave para conseguir que el vinilo se pegue correctamente al cristal sin deformaciones ni burbujas.

4.- Colócalo en el cristal y despégalo: En este paso tendrás que colocar el vinilo en el cristal a contra cara. Esto significa que pegues la cara del vinilo en el cristal y el papel siliconado por fuera. Cuando hayas colocado el vinilo, tendrás que despegar la esquina superior del papel siliconado y estirar el mismo en diagonal para retirarlo por completo.

5.- Remoja el vinilo: Con mucho cuidado para que no se doble y se pegue el vinilo, hay que pulverizar la parte adhesiva y colocar suficiente agua para que se pueda manipular mejor.

6.- Voltéalo: Solo cuando la parte adhesiva esté completamente pulverizada hay que darle la vuelta lentamente cogiendo el mismo por las esquinas superiores. En caso de que el vinilo sea muy grande se recomienda pedir ayuda para este paso.

7.- Colócalo: Una vez que ya tengas el vinilo con la parte que pega en el cristal, lo debes colocar en el lugar que marcaste previamente con la cinta. Entonces lo tendrás que ajustar y deslizar suavemente hasta que tengas el vinilo donde deseas.

8.- Adhiérelo al cristal: Con una espátula tendrás que retirar el agua del centro hacia afuera e ir presionando para que no quede ni una gota de agua. Después de terminar este proceso, hay que secar toda la zona. Deberás tener cuidado que la espátula no dañe la impresión.

Aunque te pueda parecer un proceso difícil, lo cierto es que una vez lleves todos los pasos a la práctica verás que colocar un vinilo en un cristal no es muy complicado.